Presidente ordena traslado al Panteón de la Patria los restos de Gregorio Urbano Gilbert

0
23


palacio 1 6000fdbb43976

Formó parte del movimiento nacionalista “Los Gavilleros”

Santo Domingo, RD.- El presidente de la República, Luis Abinader, ordenó mediante decreto el traslado al Panteón de la Patria los restos mortales de Gregorio Urbano Gilbert, “insigne luchador por la soberanía y la dignidad del territorio dominicano”.

El mandato está en el decreto 8-21 dado a conocer este jueves.

En su artículo 2, la norma presidencial ordenó la creación de una Comisión de Exaltación, la cual estará integrada por un grupo de funcionarios.

El Artículo I, plantea que se dispone el traslado al Panteón de la Patria de los restos mortales de Gregorio Urbano Gilbert, insigne luchador de la soberanía y la dignidad del territorio dominicano en 1916 y 1965 ante la intervención militar norteamericana, quien también formó parte importante del movimiento nacionalista denominado “Los Gavilleros”.

Asimismo en el Artículo 2, se crea la Comisión de Exaltación integrada de la siguiente forma:
1. La ministra de Cultura, quien la presidirá
2. El presidente de la Comisión Permanente de Efemérides Patrias
3. El presidente de la Academia Dominicana de la Historia
4. El director del Archivo General de la Nación
5. Una representante del Ministerio de Educación
6. Un representante del Ministerio de Interior y Policía
7. Un representante del Ministerio de Defensa
8. El rector de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD)
9. Un representante de la Asociación Dominicana de Universidades (ADOU)
10. Un representante del Museo Memorial de la Resistencia Dominicana
11. Euri Cabral, quien la coordinará.

Gregorio Urbano Gilbert Suero

Luchador contra las dos intervenciones norteamericanas en la República Dominicana y sandinista.

Hijo de Benjamin Gilbert, natural de las islas Bahamas y sastre de oficio, y de la dominicana Narcisa Suero, nació en Puerto Plata. Siendo todavía un niño, sus padres lo llevaron a vivir a San Pedro de Macorís, donde trabajó como tipógrafo y dependiente de una pequeña tienda de comestibles. Realizó sus estudios primarios y secundarios en esa ciudad.

Tenía 17 años cuando, opuesto a la ocupación norteamericana de 1916, protagonizó un valiente episodio en el muelle de San Pedro al enfrentar solo y armado con un pequeño revólver a los invasores, hiriendo mortalmente a un oficial de infantería de la Marina de los Estados Unidos. Recorrió el país unido a la guerrilla. Delatado por Rafael Nolasco, fue hecho preso en Montecristi, siendo condenado a la pena de muerte en Santo Domingo, pero varios personajes intervinieron a su favor y la sentencia le fue conmutada por la de prisión perpetua en la fortaleza Ozama. El 22 de octubre de 1922 se le puso en libertad.

Después de viajar por Curazao y Cuba, regresó a Santo Domingo en 1927 y en ese entonces acompañó a su amigo Pedro Albizu Campos por toda la región del este en campaña por la independencia de Puerto Rico. En 1928 se fue a Nicaragua a unirse al Ejército Libertador de Augusto César Sandino, en el que alcanzó el grado de capitán y de segundo ayudante del comando supremo en campaña.

De nuevo en la República, obtuvo el título de licenciado en Filosofía en 1954 por la Universidad de Santo Domingo y dos años más tarde el de doctor. Contrario a la tiranía de Rafael Leonidas Trujillo Molina, subsistió desempeñando los más humildes oficios, entre ellos vendedor ambulante de cigarrillos y caramelos, linotipista y cajista en varias imprentas, y dependiente de una panadería.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here