Nelzon, el agricultor boliviano que pasó de sufrir un robo a ganar la lotería

0
13


a66918c6 d03d3b3323662cd1d86c4303eb7cdb80c64a4e78w 601c389924670

Nelzon salió ganador entre 42,754 billetes vendidos en todo el país

La Paz.- El día en que la televisión transmitía el primer sorteo de la Lotería Nacional del año en Bolivia, Nelzon V. estaba ayudando a sus padres con sus cultivos de maíz. Él aún ignoraba que era el ganador del premio mayor de 100,000 bolivianos, el equivalente a un poco más de 14,000 dólares.

Antes de enterarse de la gran noticia, los días del hijo de campesinos eran complicados y ajustados de dinero, pues en noviembre del año pasado los ladrones entraron a su hogar en la localidad de Cliza en la central Cochabamba y se llevaron sus computadoras, sus herramientas de trabajo con las que diseñaba planos.

El joven, que es ingeniero civil, debía ahorrar para comprarse equipos nuevos, lo que significaba un desafío en estos tiempos de alcohol en gel, mascarillas y desempleo, por lo que comenzó a ayudar a sus padres con los cultivos de maíz y a vender duraznos y manzanas para los gastos diarios.

El pasado 8 de enero Nelzon viajó con su novia unos 40 kilómetros hasta la ciudad de Cochabamba para dejar su currículo en varias empresas, pero en todas le decían que el puesto ya no estaba vacante.

Con la esperanza en el suelo, el joven pasaba por un puesto de periódicos que exponía los billetes de lotería y fue su novia quien le animó a que probara su suerte, él se negó, no creía en esas cosas, pero la vendedora que escuchaba la conversación de la pareja también le impulsó a intentar y ante la insistencia de ambas no tuvo otra alternativa que comprar.

Él, como para zafar del momento, eligió un “billete de la fortuna” y le pagó a la mujer el equivalente a unos dos dólares, la vendedora le pidió que se llevara otro más porque no tenía el dinero suficiente para darle su vuelto.

El joven escéptico volvió a su provincia con los dos primeros billetes de lotería que había comprado en su vida, había visto de reojo la fecha del sorteo y los guardó sin ninguna expectativa, ni siquiera les mencionó a sus padres de su hazaña en la ciudad.

LA GRAN NOTICIA

El domingo 31 de enero Nelzon sacó los billetes guardados y esperaba la transmisión por la televisión para ver si “algo le tocaba”, pero no comenzaba el programa, hasta que decidió revisar la fecha del anuncio de los ganadores y se dio cuenta de que el sorteo ya había sido hace dos días.

Asustado por su error comenzó a buscar en el internet la página de la Lotería Nacional para revisar si había tenido suerte y fue grande su sorpresa cuando vio que los cinco dígitos de su boleto coincidían con el ganador del premio gordo.

Llamó a su novia para que ella le confirme que no estaba viendo mal y que realmente era el ganador, cuando ella le aseguró que todo estaba correcto comenzó a saltar por su casa, agradeció a Dios por ese momento y fue directamente al cuarto de sus padres para contarles la noticia, que la tomaron con desconfianza.

Entre su emoción y alegría por aquella sorpresa, Nelzon comenzó a averiguar qué debía hacer para reclamar el premio y, según él, leyó que tenía 48 horas para presentarse con el boleto, en ese instante todo se tornó incierto, pues había visto el anuncio con dos días de retraso.

Además él no podía salir ese día de su casa ni de su provincia, ya que las medidas por los contagios de coronavirus disponía realizar una cuarentena rígida todos los domingos, entonces tuvo que esperar al lunes para hacer algo al respecto.

EL GOLPE DE SUERTE

Nelzon madrugó para salir de Cliza hacia el aeropuerto Jorge Wilstermann de Cochabamba para comprarse un billete de avión con un dinero que se había prestado y por primera vez subirse a una aeronave.

Al arribar a la ciudad de La Paz, a la que también llegaba por primera vez, se dirigió directamente a la sede central de la Lotería Nacional, cuando ingresó le dio el billete a uno de los trabajadores, quien alertó con júbilo de que estaba presente el ganador del premio mayor.

“Algunos bajaron de sus oficinas para conocerme, me sacaron fotos y les conté mi historia”, contó a Efe el ganador.

Le comentaron que no era necesario que viaje hasta La Paz, ya que hay una sucursal en Cochabamba, pero a Nelzon no le importó, pues estaba más tranquilo de asegurarse de no perder ese premio que califica como un “golpe de suerte” que le será entregado en los próximos días.

María Nélida Acuña, la directora de la Lotería Nacional comentó a Efe que en este primer sorteo Nelzon salió ganador entre 42,754 billetes vendidos en todo el país y que cada año se realizan entre 15 a 20 sorteos.

Al volver a su casa, Nelzon recordó las palabras de sus padres “si algo te quita el humano, Dios te devuelve el doble”, al referirse al robo de meses atrás.

El joven prevé comprarse sus anheladas computadoras y ver la posibilidad de abrir una tienda en su provincia para que él y sus padres puedan vender los productos que cultivan.

También planea organizar y pagar la boda con su novia con ese dinero que “es de los dos”.

Fuente: EFE


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here