Inversión pública y recuperación económica

0
16


El presidente Abinader declaró el 6 de enero de este año que su gobierno logró reducir el déficit fiscal

Santo Domingo, RD.- El año pasado la economía dominicana, cuantificada por el Producto Interno Bruto, retrocedió en un 6.7 %. Esa recesión, que pudo ser peor, llevó a las autoridades a ejecutar una política fiscal expansiva con el objetivo de apoyar la demanda agregada, sea a través de la inversión pública o del gasto corriente.

Esa política desembocó en un déficit público que cerró en un 7.7 % del PIB, aun cuando se tomaron préstamos para poder ejecutar gastos que llevaran el déficit a un 9.3 % del PIB.

El presidente Abinader declaró el 6 de enero de este año que su gobierno logró reducir el déficit fiscal mediante una disminución del gasto público con relación a lo presupuestado. En ese entonces se quiso vender la idea de que eso significaba que estaba mejorando la calidad del gasto, eliminando las partidas que podían ser consideradas como superfluas y que no impactan favorablemente sobre el crecimiento.

Lamentablemente, lo sucedido a principios de este año con el gasto de capital es preocupante. Según la Dirección General de Presupuesto, el gasto de capital en enero, que incluye la construcción en proceso, la formación bruta de capital fijo y las transferencias de capital a entidades públicas, fue de apenas 838.6 millones de pesos.

Para que se perciba con claridad lo grave que es ese desempeño en la ejecución del gasto público hay que comparar ese monto con el gasto en años anteriores. El promedio del gasto de capital realizado en el mes de enero en el período 2013-2020 fue de 3,277 millones de pesos, es decir, 3.9 veces mayor que el alcanzado en enero de 2021. No creo que esa reducción se deba a la mejora de la calidad del gasto, sino a restricciones en la ejecución de proyectos nuevos.

El verdadero reto en la ejecución del gasto de capital se verá en febrero. En el período 2013-2020, el gasto de capital en el segundo mes del año promedió 9,993 millones de pesos. Pienso que la presente administración tendrá severas dificultades para alcanzar esa cifra promedio.

El 25 de noviembre señalé que el gasto de capital se encuentra estancado. Indiqué que el gobierno del presidente Abinader no había arrancado más allá de los anuncios, pues los grandes proyectos no habían iniciado.

Vale citar las obras correspondientes a la autopista del Ámbar, los puertos de Manzanillo y San Pedro de Macorís, el desarrollo de la zona de Pedernales, la ampliación del Metro de Santo Domingo, entre otras. Quiero enfatizar que, si es con la Ley 340-06 de Compras Públicas o con la Ley 47-20 de Alianza Público-Privadas, que se pretende poner en marcha esas grandes obras, será hacia finales de año que comenzarán esos trabajos.

Las autoridades pronostican que la economía dominicana crecerá en un 6% este año. Para alcanzar ese objetivo es indispensable que la inversión pública se reactive, en particular el componente que es complementario de la inversión privada. Sólo así se podrá llegar a la meta de creación de valor agregado, empleo y bienestar.

Por: Jaime Aristy Escuder


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here