El presidente israelí dice que los palestinos usan la CPI como arma política

0
7


eu 6032bb16923c2

A todos los Estados que rechacen

Jerusalén.- El presidente israelí, Reuvén Rivlin, consideró hoy que los palestinos usan a la Corte Penal Internacional (CPI) “como arma política” contra Israel, después de que el tribunal reconociera este mes a Palestina como Estado Parte y abriera la puerta a investigar a israelíes por presuntos crímenes de guerra.

“Algunas instituciones internacionales están siendo secuestradas con fines políticos”, y las autoridades palestinas “están usando” a la CPI, “que se creó para hacer frente a los peores crímenes del mundo, como arma política contra el Estado de Israel”, dijo Rivlin.

A su vez, pidió “a todos los Estados que rechacen” los intentos “para involucrar a la CPI en un conflicto político”, durante una reunión en su residencia de Jerusalén con el presidente de Chipre, Nikos Anastasiadis, que se encuentra de visita oficial en Israel.

Puedes leer: El ministro del Interior de Libia escapa de un intento de asesinato

Sus declaraciones se producen tras una larga lista de condenas de la clase política y otras autoridades israelíes, después de que a inicios de febrero la CPI asegurara que tiene jurisdicción en los territorios ocupados por Israel desde 1967, abriendo la posibilidad de iniciar pesquisas sobre acciones militares o asentamientos en Jerusalén Este, Cisjordania o la Franja de Gaza.

Más allá de Israel, países como Alemania o EE. UU. se han opuesto a la decisión de la CPI y han rechazado la noción de que el tribunal tiene jurisdicción para investigar en territorio palestino.

En su momento, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, tachó a la CPI de “organismo político” que perpetra “una persecución legal”, y aseguró que si empieza una investigación por “falsos crímenes de guerra” cometerá un acto de “antisemitismo puro”.

Palestina, por su condición de Estado observador de la ONU, ratificó en 2015 el Estatuto de Roma, carta fundacional de la CPI, abriendo la puerta a que su Fiscalía emprendiera pesquisas. Israel, en cambio, no forma parte de la corte ni acepta su legitimidad.

A finales de 2019, la fiscal general de la CPI, Fatou Bensouda, consideró que había bases razonables para iniciar una investigación.

Ahora queda pendiente ver si la pone en marcha antes de que su mandato expire en junio. Su substituto será Karim Khan, que este viernes fue elegido en el cargo en una votación donde obtuvo el apoyo de una mayoría de 72 países firmantes del Estatuto de Roma.

Fuente: EFE


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here