Comentario económico: Al rescate de la operación de Punta Catalina

0
16


gkkkk 602b3ef4c7ce4

Desde inicios de septiembre se observa un deterioro en la calidad del personal operativo de esa central eléctrica

Santo Domingo, RD.- La Central Termoeléctrica Punta Catalina es la principal generadora de electricidad de la República Dominicana. Las dos unidades, con capacidad cada una de 376 MW brutos, suplen entre el 30% y el 35% de toda la electricidad que demanda el Sistema Eléctrico Nacional Interconectado (SENI).

Desde finales de abril de 2020 ambas unidades han estado bajo la responsabilidad de la CDEEE, para lo cual el consorcio constructor y los fabricantes entrenaron al personal dominicano en la operación y mantenimiento. Ese entrenamiento permitió que en los meses de mayo, junio y julio del año pasado se produjese una energía bruta mensual de 504.6 GwH. Ese promedio mensual de energía es el más elevado que se ha producido en la historia de la República Dominicana, pues la nueva administración que tomó el control de Punta Catalina el 18 de agosto de 2020 no ha podido producir ese nivel de energía eléctrica.

Desde inicios de septiembre se observa un deterioro en la calidad del personal operativo de esa central eléctrica. De manera injustificable, la nueva administración despidió a los superintendentes de operación y mantenimiento; a la jefa del sistema de control de calidad de aire; y al director de Tecnología; entre otros. Esto ha mermado la capacidad de operar y mantener adecuadamente esa central, lo cual provocó en enero un evento en la caldera de la Unidad 2 que la mantendrá fuera de operación por casi dos meses.

Afortunadamente, el presidente Luis Abinader solicitó al ingeniero César Sánchez, la persona del PRM más capacitada en temas de energía eléctrica, que seleccione una empresa internacional con experiencia que supla los servicios de operación y mantenimiento (O&M) de esa central.

Dado que un proceso de licitación puede tomar varios meses, es recomendable que la administración actual contrate los servicios de asesoría del consorcio constructor, específicamente a Tecnimont. Esa prestigiosa empresa italiana fue la encargada del comisionamiento y puesta en marcha de ambas unidades. Tecnimont conoce el más mínimo detalle de esas máquinas y tiene el personal especializado para operarla adecuada y eficientemente, así como los contactos con los fabricantes y el conocimiento para darle el mantenimiento preventivo necesario para que se mantengan operando y en línea de manera continua.

Esa contratación de Tecnimont sería muy fácil de realizar, pues se pudiera enmarcar dentro del Contrato de Ingeniería, Procura y Construcción que existe con el consorcio constructor. Más aún, conociendo el compromiso que tiene esa empresa con el buen desempeño de Punta Catalina, estoy seguro que estaría dispuesta a enviar parte del personal necesario de O&M en menos de una semana.

Ese es mi consejo de hoy al presidente Abinader.

Por: Jaime Aristy Escuder


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here