Bonao, Villa de las hortensias de la República Dominicana.

3
128

Bonao en la actualidad es una ciudad moderna, y al mismo tiempo una de las más antiguas de la República Dominicana, a continuación veremos los inicios, fundación y detalles de esta hermosa ciudad.

Entrada de Bonao

Bonao es uno de los municipios del gran Cibao de nuestro país, en especifico el municipio cabecera de Monseñor Nouel, unicado al noroeste de la capital del país, a un aproximado de 85 km. Bonao posee 5 distridos municipales, los cuales son: Arroyo Toro-Masipedro, Juma, Jayaco, La Salvia-Los Quemados, Juma Bejucal y Sabana del puerto, este municipio es popularmente llamado como la Villa de las Hortensias, esto se debe a que la flor de hortensia es parte de la flora de la ciudad.

Bonao en la historia.

Bonao fue fundada en tiempos del almirante Cristóbal Colon. Así es descrito por Gonzalo Fernández de Oviedo en su libro historia General y Natural de las Indias: 

Don Cristóbal Colon, fizo y fundó… aquella primera población de los treinta y ocho cristianos, donde quedo por capitán Rodrigo de Arana, la cual se llamó la Navidad, fue el primer pueblo católico en esta isla; y después, en el segundo viaje que vino, fundo la ciudad llamada Isabela, cuando estuvo del otro cabo desde el rio; porque allí trajo la gente de la Isabela el adelantado don Bartolomé Colon, hermano del dicho Almirante como en otras partes esta dicho. Fundó asimismo, el Almirante primero la ciudad de la concepción de la vega, fundó las villas de Santiago y de Bonao

Reseña de el nitaíno Bonao

Antes de la llegada de los colonizadores, Bonao era uno de los 21 nitaínos que componían el cacicazgo de Maguana, el cual era gobernado por el cacique Caonabo, conforme lo establece Vicente Tolentino Rojas en su obra Historia de la División Territorial de la República Dominicana. Bonao tenía en su asiento en la hoy sección de Rincón de Yuboa, del Municipio de Piedra Blanca. 

Luego de la llegada de los españoles, el nitaíno Bonao es alfabetizado y adoctrinado en la fe cristiana por los frailes Franciscanos y adopta el nombre de Don francisco del Bonao. Fue la primera persona en la zona en tener el dominio de dos lenguas y gozaba de cierta distinción entre los españoles.

Según cuenta la historia, en bravo nitaíno Don Francisco del Bonao no pudo resistir el maltrato a que eran sometidos los indígenas por los colonizadores españoles; por lo que, a pesar de haber sido educado en la doctrina cristiana, se rebeló contra los españoles y negó dicho doctrina, intentando hacer renacer las costumbres tainas y de ahí el y sus simpatizantes fueron sometidos a las más cruel tortura. 

La primera descripción  de Bonao

La primera descripción de Bonao la hizo, en el siglo XVI, Fray Bartolomé de las casas en su libro Historia de las Indias. Fue quien más ideas claras nos dio sobre la villa y de su impresión frente a la belleza y fertilidad del Valle de Bonao.

La presencia de los europeos en Bonao data en 1495, cuando los españoles invadieron la isla de norte a sur y a su paso construían fortalezas, y una de estas fue la de Bonao.

Bonao tuvo una ascendencia significativa en los primeros años de la colonización de la isla, ya que en este lugar se refugiaron Francisco Roldan y 70 rebeldes,  quienes desconocían la autoridad de Colon para el año 1497. Los orígenes de la villa de Bonao están asociados, directa y precisamente, con  esta rebelión, en la medida en que algunos de los que participaron en ella se quedaron allí, cuando esta culmino hacia el mes de octubre de 1498. 

El 7 de diciembre del año 1508 a Bonao se le otorgo oficialmente la categoría de villa y se le concedió escudo de armas.

Arraigo Religioso

La villa de Bonao fue uno de los primeros pueblos católicos del Nuevo Mundo, adoctrinado en la fe cristianan por los frailes Franciscanos; por tanto, Bonao es una comunidad de arraigadas convicciones Cristianas, y fue aquí donde se levantó una de las primeras parroquias del Nuevo mundo; San Antonio de Padua, quien es el patrón de esta ciudad y en cuyo honor se celebran cada 13 de junio las festividades religiosas y culturales.

Iglesia San Antonio de Padua en Bonao
Iglesia San Antonio de Padua en Bonao

Principal actividad económica de Bonao

La principal actividad económica de esta Villa era la recolección de oro, aunque sus minas no eran grandes. Cuando la existencia del oro explotado por los españoles en la isla se agotó, en Bonao se instalaron dos ingenios de azúcar, según relata el Bachiller Alonso de Parada en una relación hecha al rey Carlos V y que aparece en el libro “Santo Domingo en los Manuscritos de Juan Bautista Muñoz”, transcrito por Roberto Marte:

“El Bonao es tierra que lleva mucho fruto de pan i maíz, hanze comenzado ha hacer en el dos  engenios quel uno mondra presto”

La principal actividad de Bonao es la azúcar

Más adelante, Gonzalo Fernández de Oviedo, en su obra ya citada, menciona la existencia de un solo ingenio, lo que sugiere la desaparición de uno. Dice Oviedo;  “En la villa del Bonao, diez y nueve lenguas desta cuidad de Santo Domingo, esta otro buen ingenio de azúcar, que tienen los hijos de Miguel Jover, catalán, e Sebastián de Fonte, e los herederos de Hernando de Carrión; y es buena hacienda”

La producción azucarera no fue un aliciente suficiente para mantener el atractivo de los españoles sobre la villa Bonao. Hacia 1528 esta había desaparecido junto a otras villas, según hacen constar los licenciados Espinosa y Alonso de Suazo en una relación al consejo de indias. En lo sucesivo, la población de territorio desapareció. En ningún documento del periodo colonial donde se mencionan las villas existentes se alude a Bonao. Tampoco hace mención a Bonao Antonio Sánchez Valverde, autor de un importante estudio sobre la colonia a fines del siglo XVIII.

Se dice que el primer fuerte en el lugar fue llamado Bonao Abajo, La Colonia o La Entrada, que luego fue ocupado por la gente de francisco Roldan. Los indígenas de Rincón de Yuboa o Bonao Arriba, Vapuleados y presionados por los españoles, desaparecieron del lugar alzándose hacia las cuevas del Ultimo Cielo, en la Jurisdicción Las Capaces. 

Toponimia de la provincia Monseñor Nouel 

De acuerdo a lo referido por Vicente Tolentino Rojas, en su libro división Territorial, el nombre Bonao se debe a que el nitaíno que estaba establecido en este lugar se llamaba así, siendo el cuarto establecimiento urbano de la Hispaniola. En el año 1036 dejo de llamarse Bonao por la ley número 1104 del 21 de mayo y se le designo “Monseñor Nouel”, en homenaje a la simpatía y distinción del Arzobispo doctor Monseñor Nouel Adolfo Alejandro Nouel y Bobadilla, quien fue presidente de la República en el 1912.

En 1960 se le restableció a la villa su nombre de Bonao, permaneció el municipio con su nombre de Monseñor Nouel, designación que también se le dio a la provincia cuando fue creada. Para el año 2006, bajo el gobierno del Presidente Leonel Fernández Reyna y a moción del entonces Senador Doctor Enriquillo Reyes Ramírez, el municipio volvió a ser nombrado Bonao y la Provincia Monseñor Nouel.

Datos biográficos de Monseñor Nouel

El doctor Adolfo Alejandro Nouel y Bobadilla, conocido como Monseñor Nouel, nació el 12 de diciembre de 1862 y murió a la edad de 75 años, el 26 de junio de 1937, en Santo Domingo. Inicio sus estudios en el colegio de El Estudio, de Santo Domingo, y después estudio en el seminario de la capital dominicana, antes de ir a estudiar al extranjero. Fue discípulo en el colegio Pio latinoamericano de Roma durante diez años. El orador se destacó en esta escuela como uno d ellos más brillantes estudiantes. 

En 1833 recibió un doctorado en filosofía y licenciatura en Teología y Derecho Canónico de la Pontificia Universidad Gregoriana. En 1885, acompañado de Monseñor Meriño, regreso a Santo Domingo y recibió la sagrada orden del sacerdote en la catedral de Santo Domingo. Fue sacerdote, pedagogo y presidente de la República Dominicana. Fue delegado apostólico de puerto Rico desde principios de noviembre de 1913, cargo que desempeñó hasta finales del 1915.

Fue designado presidente de la República Dominicana a través de un decreto del Congreso Nacional el 30 de noviembre de 1912. Su designación se debió a la necesidad imperiosa de la nación de que el cargo presidencial estuviera ocupado por una persona neutral, que inspirara confianza y respeto, y pudiera ofrecer una paz estable.

Durante su corta gestión, el gobierno estadounidense lo insto a continuar y le ofreció su ayuda económica y militar para sostenerle e incluso lo autorizo en virtud de la convención de 1907, a concertar un empréstito de 1,500,000.00 dólares para proveer de fondos nuevamente al gobierno y pagar los sueldos atrasados de los empleados públicos que no cobraban desde hace más de 6 meses. Dimitió ante la asamblea nacional, el 26 de abril de 1913, después de considerar que había logrado su propósito de llevar la paz al país.

monsenor noue mibonao.net
Monseñour Nouel

3 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here